LONDONERS… HUGH LAURIE EL ACTOR DE HOUSE Y MUCHO MÁS

25 enero, 2018

Dibujo HUGH LAURIE EL ACTOR DE HOUSE

Antes de empezar a hablar de Hugh Laurie, tengo que decir que yo he sido superfan de House, era una serie que me encantaba.

Por eso, cuando empecé a vivir en Londres, mi primer objetivo, aparte de aprender inglés, encontrar trabajo y demás cosas básicas, fue verle alguna vez.

Descubrí por internet que vivía en el precioso barrio de Belsize Park, muy cerquita de casa de mi hermano, donde viví el primer año.

Y después averigüé dónde estaba su casa, así que un montón de días cogía a Murphy, mi sobrino perro, y nos íbamos a pasear por Belsize Park, a ver si veíamos a Hugh.

Un día vi a su mujer, estaba conduciendo el coche, otro día vi a su hija en la puerta de su casa, es guapísima y, al fin, vi a Hugh Laurie.

Era ya de noche, yo pasaba con Murphy por la puerta de su casa, había alguien sobre el asfalto, así que me giré un poco y miré.

Vi a un hombre altísimo y delgadísimo, mide 1,89 m., era un palo, iba vestido con ropa de moto y se estaba quitando el casco.

Le reconocí porque me miró con cara de “me has reconocido” y entonces me di cuenta y pensé “es él”.

Enseguida puso un tweet en su cuenta de Twitter en el que decía algo así como “Por qué paseará por mi barrio tanta gente que no es de mi barrio”

No sé si hablaba por mí, o por otra mucha gente como yo, pero yo llevaba un perro, y esa es una estrategia buenísima si quieres cotillear a alguien, porque pareces un vecino paseando.

HUGH LAURIE Y OXFORD

Una de las cosas más bonitas de Hugh Laurie es su maravilloso acento británico superpijo.

Mucha gente cree que es americano, porque en House, que es la serie que le ha hecho más famoso, hace de un americano y por tanto habla con acento americano.

Pero, en realidad, es inglés y tiene un acento súper British.

Ese acento tan pijo se lo debe a que nació en Oxford y a que estudió en el exclusivísimo Eton, que es una fábrica de primeros ministros británicos.

Después, estudió en la universidad de Cambridge, por tradición familiar.

No es que la familia Laurie fuera rica, ni mucho menos, su padre fue un GP, un médico de familia, pero él siempre dice que sus padres invirtieron todo en educación.

Es el cuarto de cuatro hermano y tuvo una madre con la que se llevó siempre bastante mal, por lo visto era una presbiteriana de lo más puritana.

Un día, cuando Laurie era adolescente, encontró una medalla de oro olímpica en un cajón de calcetines de su padre.

Él preguntó que qué era eso y le explicaron que su padre ganó una medalla de oro en las olimpiadas porque pertenecía al equipo de remo de Cambridge, y participó en las olimpiadas.

Según su madre no se podía presumir de nada.

Él todavía sigue sin comprender por qué nunca le habían contado esta historia tan alucinante de pequeño.

EN LA UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE

Como he dicho antes, cuando llegó a la universidad estudió en Cambridge, donde se hizo íntimo amigo de Emma Thompson y Stephen Fry, amistad que todavía dura.

Emma Thompson y Hugh Laurie fueron novios durante un tiempo, pero ella dice que le dejó porque él siempre estaba durmiendo.

Stephen Fry, fuera de Reino Unido no es muy famoso, pero en Inglaterra es todo un ídolo, más que Hugh Laurie.

Fry y Laurie, además de convertirse para siempre en los mejores amigos, formaron un dúo de humor, tipo nuestros Martes y trece.

Y durante casi quince años hicieron programas de humor famosísimos en Reino Unido.

EL REMO

Cuando Laurie entró en Cambridge se metió en el equipo de remo, siguiendo los pasos de su padre, al que siempre ha admirado muchísimo.

En la famosa carrera de remo entre Oxford y Cambridge perdieron por nada, por un palmo, eso lo cuenta él desesperado y con mucha gracia.

Sólo hizo una carrera, porque poco después tuvo mononucleosis, que en España también se conoce como la enfermedad del beso, y tuvo que dejar el remo.

También se dio cuenta de que lo del remo era durísimo y que lo mejor era mejor apuntarse al Footlights.

HUGH LAURIE Y FOOTLIGHTS

Footlights es un club de comedia famosísimo que está formado por estudiantes de Cambridge.

Muchos de los actores, humoristas y presentadores de la televisión británica han salido de ahí, algunos son famosos en todo el mundo como Mr. Bean o los Monty Python.

Y ahí conoció Hugh Laurie a Stephen Fry y a Emma Thompson.

Él cuenta, que después de varios años actuando y ligando con chicas, unos señores se acercaron a él y a Fry y les dijeron que si querían trabajar en la BBC, en Londres.

Ellos, por supuesto, dijeron que sí y ahí es cuando Hugh Laurie se mudó a Londres y se convirtió en todo un Londoner.

Nunca terminó la carrera que empezó en Cambridge.

LA FAMA EN LONDRES

El dúo consiguió muchísimo éxito con programas como Friday Night, Saturday Morning, Alfresco, Blackadder y A bit of Fry and Laurie.

Llegaron a hacer una serie de las novelas de Wodehouse, sobre Jeeves and Wooster, que tratan sobre un señorito inglés y su mayordomo, son buenísimas.

Hugh Laurie en todos estos años se hizo famoso haciendo de tonto y muchas veces, además de tonto, hizo de rico, y dicen que lo hacía genial.

Por eso en Reino Unido nunca tuvo mucho éxito House, porque no podían soportar verle haciendo de un médico introvertido y torturado.

Además, se casó, lleva ya casado con su mujer 27 años, y tuvo 3 hijos, de los que habla cayéndosele la baba.

En realidad, se casó porque dejó embarazada a su novia, ella tuvo al niño, después se casaron y luego tuvieron otros dos niños.

Stephen Fry fue su padrino de boda y de sus tres hijos.

Y VINO UNA ÉPOCA MALA

Cuando estaba al final de su éxito arrollador como actor cómico de la BBC, rodó Los amigos de Peter, que es una película buenísima que yo veo todas las Navidades.

Ésta fue la primera película que hizo Laurie para el cine.

La hizo con sus íntimos amigos: Stephen Fry, Emma Thomson y el que entonces era el marido de ésta, Kenneth Branah.

Pero enseguida se quedó en paro.

Entonces empezó una década de sequía terrible para él en la que hizo cine.

Pero es tremendo ver como en las películas buenas tuvo papelitos y en las malas era el protagonista, hizo auténticos horrores.

Mientras tanto, a Emma Thompson le iba de maravilla, a Kenneth Branah mejor todavía y Stephen Fry era un ídolo nacional y hacía teatro del bueno.

¡Y POR FIN… HOUSE!

Hugh Laurie llevaba diez años de crisis profesional y estaba haciendo su enésima película mala, eso sí, de Hollywood, cuando llegó una prueba.

Estaba rodando en el desierto de Gobi El vuelo del Phoenix, una película sobre el accidente de un avión y cómo sobreviven en el desierto.

Así que Laurie estaba muy guapo e interesante, ya que tenía barba, que le favorece mucho, y estaba muy moreno.

Entonces, su representante le dijo que le enviaba un guión para una serie en Estados Unidos.

Laurie tuvo que grabar la prueba en el baño de su habitación del hotel, ya que era el único sitio en el que había luz.

Envió la prueba a su representante, el representante a la productora y cuando el creador de House lo vio, dijo que ese era su House.

En realidad, dijo que era el típico hombre americano, no se podía ni imaginar que era inglés.

Hugh Laurie cuenta que recuerda perfectamente que voló a Hollywood y los nervios que tenía esperando fuera del edificio donde iba a hacer la segunda prueba.

Su hija, que entonces tenía once años, le regaló un pin para que le diera suerte, el pin decía “Sexy”.

El pin le dio muchísima suerte porque House se convirtió en una de las mejores series de su momento y Laurie fue durante muchos años el segundo actor mejor pagado de la televisión.

Al final, se convirtió en el actor mejor pagado.

Ganó dos globos de oro como mejor actor protagonista en una serie dramática por House.

DESPUÉS DE HOUSE

Y aunque personalmente le costó muchísimo esfuerzo, ya que es un hombre de familia y su familia se quedó en Londres, sacó a cambio el sueño de su vida.

Dos discos de blues que funcionaron genial, con sus giras correspondientes, que pudo grabar al final de House y después de House.

Aunque cuando terminó House juró y perjuró que nunca más iba a embarcarse en otra serie,  en estos momentos hay dos series suyas.

Una me ha encantado: The Night Manager, ha ganado varios Globos de oro, él ganó su tercer Globo de oro como actor.

La otra me ha gustado menos, pero está bien: Chance, donde también hace de médico, pero totalmente diferente.

La verdad es que yo ya había visto a Hugh Laurie, cuando fue a Madrid por su primera gira y actuó en el Circo Price, fue un concierto buenísimo.

Pero es totalmente diferente ver a un artista encima de un escenario, que verlo en la puerta de su casa quitándose el casco, aunque apenas le veas porque es de noche.

ILUSTRACIÓN DE HOUSE

Cuando empecé a pensar en los elementos que iba a poner en los recortables  de Hugh Laurie, me di cuenta de que iban a se los recortables de House.

Porque House fue un personaje tan icónico que era muy fácil encontrar su ropa característica:

  • Un dibujo del casco, ya que siempre iba en moto.
  • Un dibujo de las Nike, siempre usaba running, aunque nunca corría.
  • Un dibujo de unos vaqueros y de una de sus camisetas psicodélicas, siempre iba vestido así..
  • Un dibujo del mítico bastón, sólo en un capítulo House anda normal y deja el bastón y es horrible, te das cuenta de que el creador de House y Hugh Laurie creron muy bien a House.

Y ya está hecha la ilustración de House.