Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro, el Nobel de literatura

1 marzo, 2018

Nunca me abandones-01

Estaba en una librería, hace poco, cuando de repente, vi una portada que me llamó muchísimo la atención: Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro.

Me llamó mucho la atención porque había visto la película, hacía unos años, y me había encantado.

Sabía que la peli estaba basada en un libro,  y me imaginaba que el libro era buenísimo, pero no sabía que el autor era el último Premio Nobel de literatura.

A la portada le habían añadido una solapa en la que decía: “Kazuo Ishiguro, Premio Nobel de Literatura 2017”

Tampoco sabía que ese Premio Nobel, que yo intuía japonés, en realidad, era británico, ya que de pequeño se fue a vivir a Reino Unido. Vive en Londres.

Así que emocionada lo compré, emocionada lo leí y emocionada lo terminé, pero también, cuando pasé la última página, tenía mil preguntas en la cabeza.

Tantas, que a todo el mundo le digo que por favor lo lea, para poder debatir sobre el tema.

Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

El libro se desarrolla en un colegio inglés, Hailsham, en una de esas enormes casas inglesas que están en mitad del campo.

Con su pequeño sendero que rodea la casa principal, su aula de arte, su rounders, el pabellón de deportes y el estanque de los patos.

No le falta nada, es totalmente idílico.

Pero antes de esto, en la primera página del libro, ella, Kathy H., la protagonista que nos va a contar todo, ya dice palabras que te hacen ver que hay algo inquietante en la historia.

Palabras como cuidadores, donantes, “agitados”…  o expresiones como “antes de la cuarta donación”.

También te deja claro que fue una suerte para ella y sus compañeros haberse criado en Hailsham.

Y te cuenta que no todos han tenido esa suerte.

La escritura de Ishiguro

Dicen que lo que escribe Ishuguro no es lo que parece, no lo sé porque esta es la primera vez que leo algo suyo.

Pero, por lo menos en este libro, es verdad.

Cuando ya entiendes la historia que hay de fondo, te das cuenta de que en realidad está escribiendo el libro como si fuera la historia más rutinaria del mundo.

Casi como si fuera el pasado, ya que ha situado la historia en los años ochenta.

Pero, en realidad, está contando una historia futurista.

Yo no aguanto ni el futurismo, ni la ciencia ficción, y me ha encantado, porque no está escrito en plan futurista. Está escrito como una historia normal y corriente.

Es una historia que te hace pensar muchísimo, porque sabes que es algo que puede ocurrir en la vida de los humanos, en algún momento, pero no sabes cómo se va a llevar a cabo.

Nunca me abandones se publicó ya en 2005, tiene unos años, probablemente lo has leído, pero si no es así te recomiendo que lo leas, porque es buenísimo.

Ishiguro escribió también “Los restos del día” que en cine se llamó “Lo que queda del día”, y creo que va a ser lo siguiente que lea. Novela que ganó nada más y nada menos que el Booker.

Kazuo Ishiguro

Kazuo Ishiguro nació en 1954, en Nagasaki, pero cuando tenía tan sólo 6 años sus padres se trasladaron a vivir a Londres.

Cuando era pequeño estudió piano, y luego se licenció en Inglés y Filosofía.

Sus primeros trabajos fueron haciendo guiones para series de TV.

También hizo relatos, hasta que empezó a escribir novelas.

Ha ganado los premios literarios más importantes, como el Booker y el premio Nobel.

Su obra ha sido traducida a 28 idiomas.

Dos de sus novelas se han llevado al cine de forma magistral: Lo que queda del día, del director James Ivory, y Nunca me abandones, del director Mark Romanek.

Toda su obra está publicada en España en Anagrama, lo que es un alegría porque me suelen gustar mucho sus traducciones.

Nunca me abandones, en el cine

Como he dicho antes, antes de leer el libro vi Never let me go en el cine, que es el título original de Nunca me abandones y me encantó.

Además, no hizo que el libro perdiera interés al leerlo años después. Al revés, lo leí con muchas ganas, porque me interesaba mucho más.

La película está interpretada por una buenísima Keira Knightley, lo digo porque a mí me carga mucho su sonrisa, Carey Mulligan, que ha estado muy de moda, y Andrew Garfield.

Carey Mulligan es la protagonista, sé que mucha gente no puede soportarla, por su cara de buena y su aspecto de ñoña.

Pero, a mí me gusta, porque la verdad, es que ha hecho unas pelis buenísimas, aquí recomiendo: An education, Shame, The great gatsby y Sufragates.

La ilustración de Nunca me abandones

La protagonista, Kathy H., ocupa toda la ilustración, porque ella es la protagonista y la que cuenta toda la historia del libro.

Sus amigos, Ruth y Tommy, también son muy protagonistas, pero no tato.

El colorido del dibujo es muy pop, muy años 80, que es la década en la que ellos viven cuando son jóvenes.

Lo que dice ella en el dibujo es el comienzo del libro.