Una escapada de otoño a Tunbridge Wells

10 noviembre, 2013

Fin de semana en tunbridge wells the pantiles

Una de las mejores cosas que tiene Londres es que está rodeado de sitios alucinantes.

Así que la semana pasada pasamos el fin de semana en Tunbridge Wells, en el condado de Kent.

Tunbridge, además de ser un sitio precioso, tiene unos anfitriones formidables: mi primo Javier y su mujer Elena, que nos organizaron el mejor fin de semana del mundo.

Tunbridge Wells tiene un centro idílico total  y está rodeado de parques y bosques. Lo que uno espera cuando viaja por Inglaterra.

 

Fin de semana en tunbridge wells buzón

 

EL CENTRO DE TUNBRIDGE

No era la primera vez que íbamos a Tunbridge, hace unos meses, fuimos a pasar un sábado pero sólo nos dio tiempo a ver el centro, que es ideal.

Tiene una zona peatonal que se llama The Pantiles, que es de cuento.

Está llena de soportales, tiendas preciosas (que sólo se encuentran en Tunbridge)  y unos cafés muy típicos, súper agradables y con una repostería inglesa de chuparse los dedos.

Además, tiene muchas terrazas.

 

Fin de semana en tunbridge wells Tienda

 

LAS MEJORES TIENDAS

Ese día, Elena y Javier nos enseñaron unas tiendas chulísimas, Le Petit Jardin, en Chapel Place.

Es la tienda más bucólica que yo he visto en mucho tiempo, tienen cosas para la casa y el jardín al más puro estilo rústico inglés (en la siguiente imagen) y otra, ideal también, Trevor Mottram, en The Pantiles, de cosas de cocina.

Ese día que conocí Tunbridge Wells, lo recordaré siempre como el típico día de abril, que no dejó de llover, pero que no paramos de ver cosas bonitas.

 

Fin de semana en tunbridge wells le petit jardin

 

NUESTRO VIAJE EN TREN

El sábado pasado volvimos y nos hizo un tiempo buenísimo, salvo un ratito que llovió, esto es Inglaterra.

El viaje en tren desde Londres dura cincuenta minutos y es precioso.

Si sales desde Charing Cross prepara la cámara antes de que salga el tren porque hay unas vistas buenísimas del Parlamento y el Big Ben, sobre el Támesis.

Después se pueden hacer unas fotos muy chulas de The Shard, el segundo edificio más alto de Europa.

 

Fin de semana en tunbridge wells salida de londres

 

ENTRANDO EN EL CONDADO DE KENT

Y cuando se acaba Londres empiezan las típicas vistas del campo inglés que a mí me encantan, no son espectaculares pero me parece precioso, lo disfruto muchísimo.

Se ven casas de campo alucinantes, ¿porqué los ingleses tienen tanto gusto para construir casas?

También se ven caballos, ovejas ideales, árboles de todos los colores y, cuanto más se acerca el tren a Tunbridge, más bonito es el paisaje.

 

Fin de semana en tunbridge wells casa campo

 

SÁBADO POR LA MAÑANA DE PASEO

Nada más llegar, mis primos nos habían preparado un paseo estupendo por The Common.

Para un español, The Common es un bosque gigantesco, pero en realidad, es un parque y sus paseos son calles que forman parte de Tunbridge y la gente pasa por ahí para ir a la compra o a su casa.

Es precioso y, en otoño, está especialmente bonito. Nos dimos un paseazo buenísimo.

 

Fin de semana en tunbridge wells the common

PALACETES Y GRANJAS

De repente, salimos a un camino muy típico inglés con casas alucinantes.

Una de las cosas más bonitas que tiene Tunbridge, es la arquitectura, hay casas bonitas por todas partes.

Se ven auténticos palacetes, caserones de campo y alguna granja con gansos (a los pobres los estarán criando para estas navidades).

Con todo esto, la sensación que se tiene es la de estar dentro de una novela de Agatha Christie, afortunadamente, sin asesinato.

 

Fin de semana en tunbridge wells Casa

 

SEÑALES EN EL CAMINO

Otra de las cosas bonitas de este paseo son sus señales, hay señales para indicar pueblos, caminos, casas, zonas de caza, todo con muchísimo sabor inglés.

Y por uno de estos caminos, uno espera ver aparecer a Poirot.

Otra cosa ideal de este recorrido es la vía del tren, se ve todo el rato, con sus señales y sus barreras y, de vez en cuando, pasa el tren de vapor, que va dejando una estela por el camino.

Puedes utilizar el tren para ir de un pueblo a otro.

 

Fin de semana en tunbridge wells camino

 

CAMINO DE UN PUB CON HOJAS ROSAS

Por este camino, continuamos hasta un pub ideal con toda la fachada llena de hojas rosas que van cambiando de color según la época del año, el pub se llama High Rocks.

Comimos fenomenal, comida típica inglesa, yo comí cordero, que estaba muy bueno.

Y nos volvimos a Tunbridge dando un paseo.

Vimos el centro iluminado de noche, que está precioso, y nos fuimos a tomar una copita a casa.

 

Fin de semana en tunbridge wells Pub

 

DESAYUNANDO NUTELLA EL DOMINGO

El domingo nos levantamos más o menos pronto y desayunamos unos riquísimos cruasanes a la plancha con ¡Nutella!

Cuánto tiempo hacía que no tomaba Nutella, pero mis primos son unos enamorados del chocolate y viven rodeados de chocolate.

Después de un desayuno riquísimo cogimos el autobús y nos paramos en mitad de la carretera donde lo único que se veía eran estas maravillosas casas y el campo.

 

Fin de semana en tunbridge wells Casas

 

RECORRIENDO UN ‘PUBLIC FOOTPATH’

Por lo que me ha contado después Javier, el paseo que dimos fue un Public Footpath que comunica el pueblo de Eridge Green con el pueblo de Frant, y que cruza Eridge Park.

Para el que le guste el paisaje inglés, como a mí, es una maravilla.

Paisaje llano, al principio muy verde y muy despejado con alguna casita inglesa que  se ve de vez en cuando y luego se convierte en bosque.

 

Fin de semana en tunbridge wells Campo inglés

 

TEMPORAL Y ÁRBOLES EN EL CAMINO

Hace poco hubo un buen temporal en Inglaterra y destrozó el campo, lo que nos complicó un poco el paseo por el bosque.

Nos encontramos árboles tirados en mitad del camino pero lo normal es que sea un paseo súper agradable entre árboles viendo el río.

Fuimos siguiendo huellas frescas de gamo, mis primos los han visto alguna vez, tiene que ser una pasada verlos de cerca.

Dejo un enlace de los Public Footpath por Tunbridge Wells.

 

Fin de semana en tunbridge wells Seta

 

EL CAMPO CON DOS LOCOS DEL CAMPO

Me encantaría poder contar este paseo tan bien como nos lo explicó mi primo Javier, que ha sido toda su vida un enamorado del campo y de los bichos, ha acabado siendo biólogo.

Y con Elena que también entiende muchísimo y es que diez años después me he enterado de que Elena también es bióloga.

Pero diré que vimos setas enormes (lo que se ve debajo de los pies de mi hermano es una seta, no es un tronco), bellotas, castañas y manzanas enanas.

También vimos moras bastante pochas, montones de tipos de árboles, un río precioso que se convirtió en un lago, casas ideales, vallas…

Una cosa que me llemó mucho la atención es que las lindes son de vegetación, no como en España que son de piedra.

 

Fin de semana en tunbridge wells Aperitivo

 

UN APERITIVO EN FRANT Y VUELTA A LONDRES

Y al final, nuestro merecido homenaje, un aperitivo riquísimo en un pub ideal que se llama Abergavenny Arms, en Frant.

Al principio, nos tomamos una cervecita en unos sofás con una chimenea de estas enormes de campo y estuvimos en la gloria.

Pero cuando nos trajeron el aperitivo, nos movieron a una mesa. Tomamos queso, con su querida cebolla caramelizada, que tanto les gusta a los ingleses, a mí también.

Y después, a la estación y de vuelta a Londres, cincuenta minutos de siesta.

Y finalizo este este post con una de las frases finales de Lawrence de Arabia.

Cuando Feysal le pregunta a Mr Dryden por la situación en que ha quedado todo, y éste responde al puro estilo británico:

“¿Yo, Su Alteza? Ojalá me hubiera quedado en Tunbridge Wells

Mapa del recorrido: Primer día

Si quieres ver una galería de imágenes de Tunbridge Wells en primavera: UN SÁBADO DE PRIMAVERA EN TUNBRIDGE WELLS y otra escapada, esta vez a Hastings, que nos encantó: HASTINGS: DOMINGO DE TIENDAS VINTAGE Y ANTICUARIOS.


La anécdota final de Lawrence de Arabia: Javier Martínez Abolafia