Altea, un pueblo precioso de Levante

21 julio, 2017

Altea iglesia

Una de las cosas que más me gustan del mundo es ir a la playa en junio, que es cuando empieza a hacer bueno en Madrid y cambia la estación.

Pero el problema de Madrid es que no tenemos playa, así que la mejor solución para los madrileños es irnos el fin de semana a Levante.

Altea elefante fachada

Altea puerta colores

A mí me encantan los pueblecitos pequeños tipo la costa de Cádiz o la Costa Brava, pero están demasiado lejos para ir solo un fin de semana.

Así que lo mejor es ir a Levante, a alguno de sus pueblos grandes de playa, y escaparnos una tarde a cenar a Altea, que es un pueblo precioso lleno de tiendecitas y terrazas.

Siento muchísimo la poca calidad de las fotos de este post, pero no pensaba hacer fotos, al final decidí hacerlas, pero con la tablet, que la llevaba en el bolso.

Altea tienda

Altea yogurtería

Altea bici

Cómo llegar al casco antiguo

Lo más bonito de Altea es el casco antiguo.

El objetivo es llegar a la iglesia, que se llama Nuestra Señora de Consuelo y es espectacular.

Para llegar hasta aquí, si vas a Altea en coche, lo mejor es seguir las indicaciones de “Centro urbano” o “Casco antiguo” y cuando estés bastante arriba aparcar en uno de sus aparcamientos.

Pero lo mejor es llegar al aparcamiento que esté más arriba porque es una cuesta impresionante.

No siempre se encuentra sitio y, a veces, hay que bajar otra vez en el coche, pero está bien intentarlo.

Altea sillas

Altea adornos

Altea detalles

Altea calle

Tiendecitas en Altea

Lo bonito de Altea es que sus calles son pequeñas y de piedra, sus casas están todas encaladas en blanco y en todo este panorama hay muchas tiendecitas qe abren hasta tarde.

Así que si llegas a cenar podrás ver las tiendas, porque cierran tarde.

Pero te recomiendo que llegues a Altea cuando es todavía de día, justo antes de anochecer, que es cuando está más bonito, y pasear por sus calles mientras anochece.

Tiene tiendas muy chulas de ropa, con cosas monísimas.

La calle por la que a mí me gusta llegar a la iglesia, porque está llena de estas tiendecitas, es Carrer Sant Miguel.

Cuando vas andando por esta calle ves la iglesia al fondo, la calle encalada y las tiendas con las luces encendidas al anochecer.

Altea cúpulas

Altea terraza

Altea azotea

Altea cena

La iglesia y las terrazas

Cuando se termina esta calle tan bonita llegas a la plaza donde está la iglesia.

La iglesia es espectacular porque tiene dos cúpulas azules muy mediterráneas.

La plaza donde está la iglesia está siempre animadísima y llena de terrazas con gente cenando.

Otra cosa que me encanta de esta parte de Altea son los restaurantes que tienen terrazas en las azoteas, le dan un ambiente muy especial a la zona.

El otro día conseguí cenar en una de estas azoteas y me encantó.

Lo que no conozco es ningún sitio de esta zona donde se coma especialmente bien, los sitios que he probado son bastante normales.

Altea vistas

Altea tejados

Miradores y vistas

Cuando vayas paseando por carrer Sant Miguel te recomiendo que no vayas sólo mirando esta calle y las tiendas.

Hay callecitas que cruzan que son muy bonitas.

Y además hay miradores desde donde se ve, desde lo alto, parte del pueblo que baja y el mar Mediterráneo. Estas vistas son preciosas.

Mapa del recorrido

Si te fijas, a la izquierda del comienzo de Carrer Sant Miguel hay varios aparcamientos.