84 Charing Cross Road, de Helene Hanff

7 julio, 2016

84 Charing Cross Road Dibujo

84 Charing Cross Road es uno de los mejores libros que yo he leído, por eso te lo recomiendo para este verano.

Hace años Charing Cross Road era una calle del centro de Londres que estaba llena de librerías de viejo o de segunda mano.

En estos momentos, Charing Cross Road sigue estando en el centro de Londres, pero ya sólo tiene algunas librerías de viejo, por desgracia, la mayoría han cerrado.

En el 84 de esta calle estaba hace años Marks & Co una librería de segunda mano en la que en el año 49 empieza una relación postal tan bonita y diferente que acabaría siendo un libro, luego una obra de teatro y hasta una película.

No puedo decir mucho sobre el libro, porque es tan especial que prefiero que lo descubras.

Pero sí te quiero decir una cosa, que lo que engancha es su historia, que es preciosa sin ser ñoña o puritana, cosa muy importante. Y, además, hay muchos momentos en los que te partes de risa.

Es un libro ideal para el verano. Eso sí, son poco más de 100 páginas, se lee muy rápido.

DE QUÉ VA 84 CHARING CROSS ROAD

Todo empieza cuando una americana de casi 30 años, Helene Hanff, escribe desde Nueva York una carta a Maks & Co, la librería de segunda mano, para que le envíen unos libros de continente a continente.

El motivo de pedir libros desde América a Europa, es que como ella misma dice en su primera carta “es una escritora pobre amante de los libros antiguos”, los libros que quiere son imposibles de encontrar en Nueva York, porque están descatalogados, solo hay posibilidad de encontrarlos en Barnes & Nobles donde son carísimos.

Y así empezará una relación postal de 20 años en la que la neoyorkina escribirá en su estilo americano, es decir, directa, fanfarrona y, a veces, hasta amenazadora. Y el librero inglés escribirá en su estilo British total, es decir, amable y exquisito.

EL ESTILO DE LA NOVELA

Éste es para mí uno de los grandes puntos de la novela, la diferencia de estilos entre la que encarga libros y el librero.

Porque la novela la componen todas las cartas que se enviaron.

Sí, es epistolar, y sé que el estilo epistolar es odioso y aburrido, pero no éste. Las cartas son cortas, ligeras y súper entretenidas.

El otro gran punto de la novela es la enorme ternura que se desprende de la situación de pobreza que se vive en esos momentos en Londres, porque hace sólo cuatro años que ha terminado la Segunda Guerra Mundial.

Pero insisto, sin caer en sentimentalismos ni ñoñerías, todo con un estilo impecable.

UNA REFLEXIÓN

Leí esta novela hace años y no la personalicé, aunque mientras la leía me acordaba a veces del hambre que pasaron mi padre, que era un niño pequeño, sus hermanos, padres y demás familia que vivían en Madrid, después de la Guerra Civil.

Ahora la he vuelto a leer y he pensado muchísimo en los refugiados que hay por toda Europa en estos momentos y en lo que podemos hacer con un pequeño gesto.

LA NOVELA EN ESPAÑOL E INGLÉS

Si no hablas nada de inglés te recomiendo que leas el libro en español, claro.

Pero si hablas inglés bien, no lo dudes, cómpralo en inglés, porque notarás muchísimo mejor la diferencias de estilos: el americano y el inglés.

Aunque en la traducción en español se nota mucho esta diferencia.

Yo lo he leído en español y la edición de Anagrama está genial traducida. De las demás ediciones no hablo porque no las he leído.

LA PELÍCULA

Me han hablado muy bien de la película, pero no quiero verla porque no quiero que me destroce la idea que tengo en la cabeza. Sé que una vez que la vea sólo va a existir la versión de lapelícula. Aunque a veces me tienta.

Los protagonista son dos números uno de la interpretación que me encantan: Anthony Hopkins, que ha hecho infinidad de películas buenísimas, y Anne Bancroft, que a mi me encanta por su papel en El Graduado.

Ahora, si paseas por Londres, en el 84 de Charing Cross hay un Mc Donald’s y una placa que dice: “Marks & Co. estuvo aquí y llegó a ser conocido en todo el mundo gracias al libro de Helene Hanff”