Londoners… Isabel II, su vida antes de ser reina

19 noviembre, 2017

Reina Isabel II dibujo

Isabel II, reina del Reino Unido, es la reina de las reinas, parece que está ahí porque le corresponde, parece que no hay más reina que ella.

Sin embargo, fue reina de chiripa, porque al que le correspondía ser rey no era a su padre, sino a su tío Eduardo.

Pero su tío Eduardo estaba más interesado en su relación con Wallis Simpson que en ser rey de Inglaterra.

El príncipe Eduardo empezó a salir con esta americana, divorciada de su primer matrimonio y todavía casada con su segundo marido.

Cuando el rey Jorge V, el abuelo de la actual reina, murió, Wallis Simpson se divorció, con la intención de casarse con el nuevo rey, el tío Eduardo.

Pero todo esto provocó una auténtica crisis constitucional en Reino Unido y Eduardo VIII, ya convertido en rey, tuvo que desistir de la corona y abdicar en su hermano, Jorge VI.

Entre otras cosas, se acercaba la segunda guerra mundial y todos tenían pánico a que Hitler se acercara a Inglaterra y no tuvieran un rey como Dios manda.

Además, Eduardo y su amante, Wallis Simpson, tenían fama de tontear con Hitler.

Así es como la reina, entonces una niña, se colocó en el primer puesto en la línea de sucesión, como heredera al trono de su padre.

Todo esto está muy bien contado en El discurso del rey, una película maravillosa y genialmente interpretada por el superatractivo Colin Firth.

La película merece la pena verse en inglés porque la que interpreta a su mujer es Helena Bonham Carter que utliza un precioso y pijísimo acento inglés en la película.

Los padres de Isabel II

Isabel II fue la primera hija de los duques de York, Albert (luego elegiría el nombre de Jorge como rey) y Elizabeth, en un momento en el que no se podían ni imaginar que iban a ser reyes.

Albert tuvo que pedirle matrimonio a Elizabeth nada menos que tres veces antes de que ésta dijera que sí.

A ella le gustaba él, el problema es que no estaba dispuesta a hacer los sacrificios que había que hacer para pertenecer a la familia real inglesa.

Pero luego se dio cuenta de que a un hombre tartamudo, como era aquel, no le iban a hacer rey nunca y decidió decir que sí a la tercera.

Se casaron en la abadía de Westminster el 26 de abril de 1923.

Acabaron siendo reyes y esta mujer se convirtió en  la famosísima y queridísima reina madre que todos hemos conocido.

Nace Isabel II

Isabel II nació el 21 de abril de 1926, en Londres.

Nació en el 17 de Bruton Street, la casa de sus abuelos maternos, que por desgracia ya no existe, en el lujosísimo barrio de Mayfair.

Fue la primera niña en ser bautizada en la capilla del palacio de Buckingham y lo hizo, nada más y nada menos, que con un vestido de encaje de la reina Isabel I.

Cuatro años más tarde, nació su única hermana, la princesa Margarita.

La familia primero vivió en White Lodge, una mansión georgiana que hay en Richmond Park, que es un parque precioso lleno de ciervos que está cerca de Londres.

Pero más tarde, el matrimonio se dio cuenta de que necesitaban estar más céntricos, por la cantidad de actos que tenían que cubrir, entonces se mudaron al 145 de Picadilly.

Este 145 es antiguo, ahora corresponde al Nº1 de Hamilton Place, donde está el modernísimo Intercontinental hotel.

Durante años, la familia vivió feliz ya que era un matrimonio enamorado, con dos niñas pequeñas y que tenían una situación económica buenísima.

En esa época no tenían la más mínima suposición de que algún día tendrían que ser reyes y que todo se complicaría.

Abdica Eduardo VIII

Pero llegó la abdicación del rey Eduardo y el príncipe de York, el padre de Isabel II, empezó a ser rey, por lo que la familia se tuvo que mudar al palacio de Buckinhgam.

El palacio de Buckingham es la residencia real desde que la reina Victoria trasladó allí a toda la Corte.

Isabel creció en el palacio de Buckingham, aprendiendo de su padre a ser reina y admirándole.

No fue a ningún colegio, toda su educación fue de maestros privados en casa.

El futuro marido de la reina

Felipe de Montbatten no tenía donde caerse muerto, no tenía ni casa, ni familia.

Era un príncipe griego exiliado, cuyos padres era pobres y vivían de la caridad de sus amigos ricos.

A su madre la habían ingresado en un psiquiátrico tras diagnosticarle esquizofrenia y su padre decidió a vivir la vida.

Sus hermanas mayores se habían casado con príncipes alemanes justo antes de la llegada de Hitler.

Como Felipe estaba solo en el mundo, su abuela, una de esas aristócratas europeas con un fachón impresionante, decidió hablar con un familiar para que se hiciera cargo del niño.

Este familiar era Mountbatten, que vivía en Inglaterra de una forma bastante excéntrica, en una Inglaterra que era moralmente victoriana.

Este hombre estaba casado con una multimillonaria excéntrica, que además de llevar una vida de lo más pintoresca estaba en los círculos del rey.

Mountbatten conoció al chico, se lo llevó a vivir a su casa y le gustó tanto que decidió que le iba a casar con la futura reina, aunque ésta todavía era una adolescente.

Para eso animó a Felipe a que ingresara en la Marina.

La reina conoce a su futuro marido

Aunque Isabel y Felipe habían coincidido varias veces en su infancia, porque son familiares lejanos, se conocieron realmente poco antes de la segunda guerra mundial.

Isabel fue con sus padres y su hermana a la Real Academia Naval de Darmoth, dnde se formaba Felipe.

Ahí fue donde el tío Mountbatten hizo lo que pudo para que Felipe conociera a la futura reina.

La reina siempre ha dicho que se enamoró del príncipe en cuanto le vio por primera vez.

El yate real en el que fue Isabel con su familia se fue, entonces Felipe cogió un bote y les persiguió mientras les gritaba y les hacía señales.

La futura reina, entonces, solo tenía trece años y su padre alucinó con el joven del bote.

La segunda guerra mundial

Llegó la segunda guerra mundial y separaron a los reyes de sus hijas.

Mientras que los reyes continuaron en Buckingham Palace, a las niñas las enviaron al castillo de Windsor.

Cuando terminó la guerra, Isabel ya había crecido y estaba enamoradísima de Felipe.

Aunque tenía muchos pretendientes, ya que era un partidazo, no hacía caso de ninguno.

Pero Felipe tenía muchos problemas para casarse con una futura reina:

  • No tenía nacionalidad británica.
  • No tenía apellido, ya que siempre se había  hecho llamar Felipe de Grecia.
  • Su familia era terrible.

A la familia real no le gustaba, puesto que quieren a un aristócrata inglés.

Pero era alto, rubio y muy atractivo, y la princesa estaba locamente enamorada de él.

La que estaba más en contra era la reina, su madre, que no se fíaba nada de los Mountbatten y que sabía que detrás podía haber mucha intencionalidad.

Felipe se convirtió al anglicanismo, solicitó la nacionalidad británica y tomó el apellido de su tío, Mountbatten.

Jorge VI no sabía que hacer, estaba entre su mujer y su hija, pero su hija insistía mucho en que quería casarse con Felipe.

Así que el rey consintió en que se casaran,

Antes de casarse, Jorge VI le concedió el título de duque de Edimburgo.

Isabel II se casa

El 10 de junio de 1947 el rey Jorge VI y su mujer anunciaronn el compromiso oficial de su hija con Felipe Mountbatten.

No había nadie que apoyase el matrimonio, pero el 20 de noviembre de 1947 la pareja se casó.

Esta boda animó a Gran Bretaña, que estaba viviendo una posguerra triste y austera.

A la ceremonia acudieron una cantidad increíble de casas reales, además de la madre del novio, que fue, sorprendentemente, vestida de monja.

Las hermanas de él no fueron, ya que todas estaban casadas con alemanes y Reino Unido, después de la segunda guerra mundial odiaba a los alemanes.

Las imágenes de los primeros años de matrimonio, son de felicidad absoluta.

En este tiempo nacieron sus hijos mayores: Charles y Anne, o como decimos en España, Carlos y Ana.

Empezaron a vivir en Clarence House, una casa preciosa que está en junto a Green Park.

Los primeros años él volvió a la academia Naval a trabajar en lo que más le gustaba, la Marina. Fueron los años más felices de su vida.

Muere el rey

Operaron al rey, que era un fumador empedernido, de un pulmón.

En la operación le tuvieron que quitar el pulmón, descubrieron un tumor y vieron que no tenía solución.

Al rey le quedaba muy poco de vida, pero eran muy pocos los que lo sabían.

Así que el rey decidió empezar a darle a su hija un poco de formación, aunque no fue mucha.

Los problemas en el matrimonio de Isabel II empezaron cuando el rey Jorge le pidió que hiciera un viaje por la Commonwealth que él tenía que hacer.

La Commonwealth son todas las antiguas colonias británicas, de las que la reina es también reina, aunque ya sean países independientes.

Ella por supuesto que lo hizo, pero el príncipe Felipe empezó a sentirse como lo que es, un consorte y eso nunca le ha gustado.

Mientras Isabel estaba en el viaje por la Commonwealth, el rey murió de noche en su cama, en Sandrinham House, una de las residencias reales.

Si quieres leer la continuación de este Londoners: La reina Isabel II del Reino Unido.